Copyright 2019 - Custom text here

Este truco necesita una Preparación que es necesario haber leído para entender por completo el truco.

Explicaremos que somos capaces de frotar una moneda de 5 céntimos sobre nuestro brazo y hacer que esta desaparezca, la camiseta nos tapará el trozo de celofán pegado en el hombro, como se muestra en la figura 1. Sujetaremos la moneda con la mano izquierda, doblaremos el brazo derecho y lo apoyaremos sobre la mesa, como se muestra en la figura 2, tocándonos con la mano derecha el cuello.

Figura 1

Figura 2

 

Nos frotaremos la moneda con la mano izquierda sobre el brazo derecho como muestra la figura 3, mientras diremos que si frotamos muy fuerte somos capaces de incrustar la moneda en la piel. Después de frotar varias veces dejaremos caer la moneda sobre la mesa simulando que se nos ha escurrido por intentar forzar con demasiada fuerza, como indica la figura 4.

Figura 3

Figura 4

Cogeremos la moneda con la mano derecha, MUY IMPORTANTE COGERLA CON LA MANO DERECHA, y nos la pasaremos a la mano izquierda, como se muestra en las figuras 5 y 6. Volveremos a frotar la moneda en la mano izquierda sobre el brazo derecho.

Figura 5

Figura 6

Después de frotar varias veces, volveremos a dejar caer la moneda como si se nos hubiese vuelto a caer, poniendo alguna escusa como que lo sentimos pero que es necesario utilizar mucha fuerza y a veces se nos escurre. Volveremos a coger la moneda con la mano derecha pero esta vez solamente haremos como que nos la pasamos a la mano izquierda, pero esta seguirá en la mano derecha, como muestran las figuras 7 y 8.

Figura 7

Figura 8

Para terminar, frotaremos la mano izquierda, que ya no tiene moneda, sobre el brazo derecho como en veces anteriores, figura 9. Esta vez tendremos la moneda en la mano derecha aunque el público no lo sabrá, mientras frotamos, colocaremos la moneda sobre el celofán colocado en nuestro cuello (Preparación) como se muestra en la figura 10.

Tras frotar varios segundos, retiraremos la mano izquierda, mostraremos ambas manos y diremos que la moneda se ha incrustado en la piel y ha desaparecido.

Figura 9

Figura 10